cualidades. Deseamos mencionar que esta serie es el resultado de la colaboración armónica entre el director publicitario Her mann Lapper, el disenador H. W. Kapitzki y B. Frank, el autor de los textos. Carl Heussner Antiguas xilograffas polacas (pags. 38-43) Los grabados en madera polacos que repro- ducimos aqui han sido creados entre 1750y 1850. Una de las caracterfsticas fundamentales que atestiguan su origen popular son los numerosos errores ortogróficos. Sus creadores, auto- didactas sin ninguna educación artistica, habi'an aprendido la técnica artesana de sus antepa- sados. No t.enian la falsa pretension de produ- cir creaciones propias sino se apoyaron por lo general en modelos de la enorme fuente de temas nacionales y religiosos cuyas composi- ciones copïaron o imitaron. Estas primtivas hojas no eran mas que cuadros realizados para un amplio circulo de clientes y que podian adquirirse en todos los mercados y almacenes. Pese a que tendemos a sonrefr ante estas inge- nuas hojas, al observarlas detenidamente ganan en encanto y podemos reconocer pronto que reflejan una verdadera maestrfa. Por de pronto demuestran que los grabadores en madera eran capaces de reducir sus modelos pictóricos en forma grafica hacia una estruc- tura lineal y superficies contrastadas, demos- trando al mismo tiempo un verdadero talento ornamental de trazos orïginales e individuales. Pese a que resultó inevitable la aparición de ciertos elementos rigidos y rudos, justamente por ellos ganan en expresividad y recuerdan con frecuencia a los trabajos expresionistas de la época en que la xilografia alemana en- contró un nuevo apogeo a principios de este siglo. Eberhard Hölscher Barbara y Hannes Geissler (pags. 44-49) Hemos senalado ya repetidas veces que en los ultimos anos han aumentado los casos en los que jovenes diseiïadores y disenadoras se unen en una colaboración artistica conyugal. Trae mos aqui un nuevo ejemplo: Barbara y Hannes Geissler, jovenes artistas que trabajan desde 1952 en estrecha colaboración. Ambos comen- zaron su carrera en la Escuela de Artes y Ofi- cios de Leipzig estudiando caligrafia, arte grófico publicitario y dibujo libre. Pronto emprendieron el camino hacia la practica, inde- pendizandose y trabajando para la Feria de Leipzig. Poco tiempo después se radican en Colonia donde colaboran durante un tiempo con un atelier publicitario, independizandose nue- vamente en el ano 1953. De este somero resu- men deducimos que no han tenido demasiado tiempo para encontrar nuevas posibilidades de evolución. Sin embargo han producido crea ciones de excelente calidad como lo atestigua esta selección de sus trabajos. Sus disenos han sido creados en estrecha colaboración, en la que la Sra. Barbara que, dicho sea de paso, desea ilustrar un libro, se dedica sobre todo a Ia parte figurativa. Hannes Geissler por otra parte se interesa por un arte austero y parco, de soluciones consecuentes. En ambos se encuentran entonces posibilidades que no han sido elaboradas aün y que esperan encontrar oportunidad de evolucionar en forma positivo. Ludwig Ebenhöh Estampas religiosas de los EE. UU. (pags. 50-53) Los premios y recuerdos que los ninos católicos reciben después de ciertas festividades reli giosas son pequenas estampas que colocan en sus libros de canticos y oraciones. Los cuadros, frecuentemente coloridos, son en general repro- ducciones de obras pictóricas de temas reli giosos de Raffael, Miguel Angel, Durero y otros maestros de siglos pasados. Pero encontramos también entre estas pequenas estampas muchos pintores desconocidos y no nos entristece, en realidad, no conocerlos. Solamente un pintor cuyos sentimientos son legitimos y que no reem- plaza su sensibilidad piadosa por sentimenta- lismo es capaz de expresar motivos religiosos. Estos cuadros que transmiten al nino un encuen- tro con el Cristianismo cumplen tanto por su contenido como por su expresión pictórica una misión educativa. Sin embargo la mayorfa de ellos son dulzones y de escaso valor artfstico. Nos preguntamos porqué la Iglesia, que siem- pre fomentó un arte verdadero y moderno, no trata de promover que estas estampas repre- senten la fuerza y hermosura del mensaje que desean expresar. Los ninos aprecian estas pe quenas dadivas, son para ellos una fuente de alegrfa y orgullo cuando las reciben como premios. La Iglesia podrfa ganar aquf influen- cia, y esta influencia serfa indudablemente positivo. Uno de los escasos artistas que no solo han reconocido este hecho sino trata de cambiar el rumbo estïlistico de estas obras, es el norteamericano Norman Laliberté que dicta cursos en el departamento de educación artis tica para jovenes estudiantes en el Saint Mary's College, Notre Dame, Indiana. Ensena a sus estudiantes las diversas técnicas del arte grófico y experimenta con ellos en varios cam- pos artfsticos. Disena los folietos y tarjetas de invitación para el «College» y creó una gran cantidad de estampas religiosas. Estas ultimas no son en absoluto pretenciosas. Impresas en un solo color no representan con frecuencia mós que una oveja, un corazón o una paloma. El arte de nuestra época, cuyo mayor esfuerzo se traduce en una absoluta simplificación de las formas, ha encontrado también en estas modestas estampas religiosas su expresión. La forma del dibujo recuerda a las primeras imagenes simbólicas del Cristianismo en las que el sentimiento piadoso de los creyentes era expresado en forma primitiva e ingenua. Eran sinceros y espontóneos, como todo nino. La caracteri'stica mós hermosa de nuestra época es que tantos artistas reconocieron la verdad y hermosura de aquellos mensajes pictóricos cerrando en esta forma circulo del Cristianis mo primitivo. Hans Kuh Pintores franceses disenan etiquetas de vino (pags. 54-55) Pauillac es un pequeno puerto sobre la orilla izquierda del Gironde cerca de Bordeaux. Diversos vinados de la comunidad de Pauillac no solo producen los mejores vinos de esta region, el Médoc, sino de toda Francia. Entre ellos debemos conlar también al famoso Cha- teau-Mouton-Rothschild. El Barón Philippe de Rothschild, descendiente francés de los «cinco francforteses», heredó de su padre el Barón James, el castillo y vinado que Neva su nombre. Igual que su padre, se preocupa en especial del cultivo de cada cosecha. El Barón Philippe de Rothschild es ademós el productor del Cham pagne Ruïnart, uno de los mejores productos de la clase de los «Champus», que debe su nom bre y existencia al Pater Ruinart. Como la mayorfa de los Rothschild, el Barón Philippe es un amigo y promovedor de las artes. Posi- blemente sea ésta la razón que lo inspiró a ataviar sus mós nobles vinos con un hermoso vestido. Por esta razón todos los anos, un renombrado artista, diseha la etiqueta para las botellas del Chateau-Mouton-Rothschild. Es ésta una idea que deberfa ser repetida Alexandre Alexandre 59

Gebrauchsgraphik de | 1960 | | page 67