Las ilustraciones de Pierre-Yves Trémois (pags. 38-45) Francia es un pais en el que se aprecian her- mosas encuadernaciones. En el exterior frecuen- temente se opina lo contrario ya que la ma- yoria de los libros franceses aparecen en en cuadernaciones rüsticas y en papel poco vis toso. Es un hecho poco conocido que las llama- das «ediciones originales» de obras mas o menos interesantes, se editan en ejemplares numerados con una hermosa tipograffa y sobre papel de excelente calidad. El amante de libros francés encarga para dichos ejemplares una encuader- nación de acuerdo a su gusto individual. Existen adémas numerosas asociaciones bibliófilas que editan valiosas obras ilustradas por renombra- dos artistas. La edición de estos ejemplares se limita al numero de socios. Una pequeha canti- dad de dichos libros se destina a la venta en librerfas de arte, afin de solventar en forma parcial el enorme gasto que acarrea su edición. Entre estas asociaciones se encuentra la «Cent et Une» que - como lo implica su nombre - esta compuesta exclusivamente por damas. Pierre-Yves Trémois ha ilustrado para ella los dos primeros tomos de «Cinegatica» de Oppian. Dicho sea de paso, no se sabe si Oppian es el poeta e hijo del filósofo Agesilos de Coricos. Pierre-Yves Tré mois es uno de los calcógrafos e ilustradores mas renombrados de nuestra época. Un artista puede trabajar con maestrfa el grabado de cobre sin llegar a perfeccionar al mismo tiempo el arte de la ilustración. Es necesario que el ilustrador se interiorize en el caracter de una obra y de su autor, sin perder por ello su pro- pia personalidad artfstica. A ese respecto Pierre- Yves Trémois, cuyas ilustraciones para la edi ción bibliófila de Flammarion «A propos d'Ado- nis» de Paul Valéry no queremos dejar de men- cionar aquf, ha creado con sus 34 grabados que ilustran el poema eseénico de Henry de Monther- lant «Le Cardinal d'Espagne» una verdadera obra de arte. La edición original de esta obra ha sido editada en 250 ejemplares numerados por Henri Lefévbre en Paris. El trabajo presen- taba grandes dificultades ya que, prescindiendo del hecho que Henry de Montherlant posee una aristocratica nota personal, este poeta escribe en un francés noble, preciso y ciselado con mar- cada agudeza. Entre ninguno de los poetas con- temporanèos encontramos un estilo parecïdo. Pierre-Yves Trémois ha logrado crear para una obra maestra de la poesfa de Henry de Monther lant una obra maestra del arte ilustrativo en la cual ha combinado la calcograffa con otra téc- nica. Jacques Frélaut en Lacourière en el Mont- martre, ha impreso los cobres con su prensa de mano. No seria justo dejar de nombrar al maes tro de la tipograffa Dominique Viglion. Ha im preso el texto en forma manual en tipos Gara- mond y Corpus 18. No exageramos al opinar que la obra de Henry de Montherlant «Le Car dinal d'Espagne», cuyo estreno en el invierno de I960 en la Comédie Fran^aise ha contado con singular éxito, junto con los hermosos grabados de Pierre-Yves Trémois constituyen una obra monumental de valores imperecederos. Alexandre Alexandre Olaf Leu, arte grafico publicitario (pags. 46-53) Siendo el hijo de un director publicitario Olaf Leu debfa proseguir en la segunda generación esta importante profesión. Sin embargo comenzó su formación profesional mediante una activi- dad distinto. Estudió la impresión de remiendo y finalizó sus anos de estudio mediante el exa men de operario. El éxito de su época de estu- diante se reflejó en diez premios que le fueron otorgados en diversos concursos de disehos. Estas menciones fueron decisivas para su futuro profesional. Se habfa deépertado en él el sen- fido hacia el color, formas e ideas publicitarias. Mas tarde se cristalizó su deseo de trabajar en el talier de fundición Bauer en Francfort del Meno. Leu recuerda aun hoy con gratitud al director artistico de dicha fundición, Dr. K. F. Bauer y a Walter Baum bajo cuya gufa pudo evolucionar de cajista a tipógrafo. Un campo de trabajo y experimentación ideal fué el diseho de muestras tipograficas que eran creadas sin obligación hacia el cliente. Después de tra bajar dos anos en la fundición Bauer, Leu po- sefa una cantidad tan grande de trabajos intere santes y de excelente calidad que pudo organi- zar, en el ano 1956, su primera exposición. Su meta profesional no era la tipograffa sino el arte grafico publicitario. En calidad de asistente del Director Artistico Christian K. Minzlaff en la agencia publicitario Hanns W. Brose, tuvo oportunidad de estudiar el arte publicitario en todas sus fases, desde la concepción publici tario hasta problemas de organización. Desde el trato con colaboradores independientes hasta la liquidación del taller no le fué evitado nin- gün problema. Fué un estudio minucioso que lo preparó para su futura carrera de disenador independiente. Después de trabajar durante dos anos y medio con la agencia, Leu creyó haber adquirido suficiente experiencia para dedicarse a trabajos creativos. Desqués de colaborar du rante un tiempo con una revista realizando su lay-out, funda, en el ano 1959, su propio atelier En estos dos anos Leu evolucionó convirtiéndose en un dinamico artista grafico publicitario. Los trabajos reproducidos aquf fueron creados en esta época. Son creaciones realizadas mediante la fotograffa y tipograffa. Su interesante colo rido les otorga un caracter encantador y fasci- nante. Leu trabaja con gusto para la publicidad farmacéutica. Él mismo escribe: «no hay nada mas hermoso que solicitor el patrocinio de seres inteligentes, de médicos». Los ejemplos artfsfi- cos de Leu son disenadores americanos como Saul Bass, Gene Frederico y Herb Lubalin. Sus trabajos adquieren la marcante armonfa que ha sido siempre el ideal de este artista, gracias a que Leu no solo es su propio fotógrafo y tipó grafo sino que asimismo disena los textos de sus trabajos. Olaf Leu ha contrafdo matrimonio con una disenadora que colabora en forma fructffera en la creación de sus trabajos. Hans Kuh Mascotas publicitarias (pags. 54-56) Deberfamos cavilar de donde proviene el hecho que justamente el hombre de nuestra época se ha encarinado con seres tan encantadores como los animales de género y similares extrahos munecos entre los que debemos contar también a los tan difamados enanos de jardfn. En todo caso los encontramos en todas partes, sentados en los anaqueles de chimeneas y colgados en las ventanas de los autos. ^Es que se trata aqu< de una moda creada en forma artificial? Pode mos contestar a esta- pregunta con una negativo ya que esta extraha costumbre se ha mantenido durante mucho tiempo, mientras que la moda se basa por lo general en ciertas necesidades temporales. Sostenemos mas bien que el apu- rado hombre de nuestra época extraha, en un rincón de su corazón, un poco de romanticismo y un pequeno y sonriente cambio de su rutina diaria. Estos frescos y amables seres cumplen con este secreto anhelo. Lea Auvo, disenadora nacida en Finlandia que ha encontrado un nuevo hogar en Alemania, ha contribufdo en forma original y encantadora a este tema. De todo tipo de restos de género ha construfdo graciosas munecas que son tan amables y humorfsticas que solamente se encuentran a la espera de una publicidad que las presente al publico en cali dad de pequenas mascotas. Ludwig Ebenhöh 59

Gebrauchsgraphik de | 1961 | | page 65