las ciencias naturales sean transmitidos en forma comprensible también al lego. Esta es la gran tarea futura del Science Design. - Wolf-Dieter Bach Reirse con Walter Schmögner (pags. 14-19) Un texto no necesita: su pais se llama Ploppwu-u-umwhaaasch, su gente tienen cabezas de papas y dedos salchichas, viven a la sans fapon, suenan con orquideas que explotan, con cocodrilos de 259 anos de edad que no saben nadar, con patos entriste- cidos con patas de gato y se mueren de risa cuando alguien les quiere ensenar lo mo- derno con comic strips, easy riders, la ge- neración del jet, el fin del mundo o cosas parecidas las cuales en Viena se venden solamente en un estado levemente chamus- cado. (Walter Schmögner fuerte en el fumigar»; del latin valere ser fuerte y del griego smycho dejo quemar lenta- mente). - Este hombre de 28 anos de edad, exhala una casi ya no existente calma idilica de una graciosa un poco irónica pedanteria cuando describe a los ninos una vida bur- guesa de dragones (Insel-Verlag) o los lleva a la clinica de animales de Mrs. Beeston (Jugend Volk). Pero las figuras se cubren de moho y sufren un efecto de encogimiento tan pronto caen entre adultos; entonces el buen tio de los dibujos se muestra como maestro del elegante ataüd, como un tira- huesos apocaliptico quién toca la campana a todo el mundo. Y lo hace con un desperta- dor el cual en nueve fases se mata trabajan- do hasta el engranaje - una version austriaca del lema de Bismarck: Aliis inserviendo consumor (Me consumo en el servicio para otros). - Esto es puro teatro popular vienés con el lapiz de dibujo: una parodia extendida hasta lo fantastico de los estilos y temas modernos 1 ya casi no para reirse, pués de los motivos extremadamente embrollados, crece una nueva, nuevamente conmovedora poesia. Lo que es por ejemplo un verdadero terminante final, lo aprende el asustado ob- servador en los ültimos cuadros del Super- bird (una pura mofa de las series de aven- turas de los Estados Unidos): primeramente aparece la palabra escrita Fin ésta re- vienta, cae al suelo y deja brotar flores las cuales se entrelazan formando nuevamente la palabra Fin pero luego se marchitan y mueren - llevando consigo el fondo que cae como una tela desgastada. Un final mul tiple como en la Quinta de Beethoven: se cree que nunca terminara. - Lo que hace a Schmögner tan raro y tan inatacable: no ofrece alusiones desgastadas para una acu- sación püblica o un cambio social a pesar de que podria lograr efectos mortiferos. Pre- fiere ponerse al servicio de los ninos y de aquellos quiénes a toda costa quieren seguir siéndolo. Y cada vez mas nos hacen falta gente quiénes vuelan un avion triplano y usan como motocicleta una maquina de café expreso enmascarada. Rianse, rianse. - Armin Eichholz Los mejores Afiches de Suiza del Ano 1970 (pags 20-27) Un examen critico de los asi llamados mejo res afiches suizos del ano 1970 reproducidos aqui en su totalidad, muestra claramente que no todos hubieran merecido esta distinción. También se pone de manifiesto dónde se encuentran los mejores desempenos del arte suizo de afiches - en la publicidad para mer- caderias y articulos de marca. Finalmente, hay que afirmar que también aquellos afiches que quizas no hubieran merecido un premio, dejan entrever mayormente un sólidodominio del oficio. Este dominio se demuestra en una buena distribución del espacio y una armoniosa relación entre cuadro y escritura, en una excelente tipografia de buena elec- ción y combinación de los tipos de escritura empleados, en una expresiva fotografia pu- blicitaria y composiciones de colores de buen gusto. Esta ültima cualidad es cierta también para los afiches que no reproducimos en colores. Asi por ejemplo fueron armonizados los colores de los afiches para el jardin de trafico de ninos en Basilea y el teatro en Zurich con tanto efecto que se realza de esta manera su forma bésica mas biensobria o respectivamente complicada, pudiendo sostenerse en cualquier ambiente por mas llamativo que sea. Lo mismo se refiere a los afiches de la marca de zapatos Bally y de la zapateria Csuka estructurados en el esti- lo pop, si bien los colores en este caso parecen moderados por el conocido recato suizo. Pero esta moderación es en general una caracteristica de todos los afiches aqui representados y seguramente también la ra- zón de que no pocas veces parecen dema- siado serios. Sin embargo, en los casos donde la estética es el resultado de la mo deración, se producen excelentes desem penos, incluso en un género donde por lo general no se los espera como demuestra el afiche para un club nocturno en Lucerna. No hay jerarquia en estos 26 afiches los cuales recibieron un documento de distin ción del Ministerio del Interior suizo. Tam- poco queremos intentar aqui dicha jerarquia, pero se nos debe permitir mencionar algu- nas soluciones especialmente logradas, ya solo por las cuales hubiera valido la pena este concurso: Los afiches plasticamente simples pero justamente por ello tan con- vincentes para la leche suiza de Martin Stei- nemann y para un café de nombre Moretto de Orio Galli. Ambas soluciones ya dan el paso decisivo hacia la formación de marcas. 58

Gebrauchsgraphik de | 1971 | | page 64