GEBRAUCHSGRAPHIK ARTE GRAFICO PUBLICITARIO Cuadragésimo segundo Ano 1971 Revista mensual para el fomento de una publicidad artlstica Editor: Erhardt D. Stiebner Redactor en Jefe: Hans Kuh Afiches del Japón (pags. 2-11) Los afiches informan, transmiten mensajes de publicidad y son al mismo tiempo documentos de la época. Pero pueden ser mós aün si reflejan ciertas caracteristicas de un pueblo. No sin razón se habla del afiche suizo del afiche polaco Cuanto mas nos interesan entonces afiches provenientes de otro circulo cultural como por ejemplo, el Japón,, un pais que hasta hace aproximadamente cien anos, fue todavia un imperio completamente cerrado para afuera y recién por el empleo de la fuerza fue obligado a abrir sus puertos. La siguiente adaptación técnica, cientifica y en parte cul tural la cual continüa impetuosamente en una segunda ola desde 1945 hasta el presente, es uno de los procesos mas emocionantes de nuestro tiempo. - El impresionante desarrollo de este pais orientado hacia la exportación, porsupuesto trajo consigo un correspondiente desarrollo de los medios publicitarios, entre ellos el afiche. El afiche japonés tuvo una larga y digna tradición en el grabado en madera y estaba en estado floreciente. A causa del enlace económico de todo el mundo, también en el Japón se desarrollo aquel estilo que habria que llamarlo estilo internacional ya que se lo encuentra igualmente en cualquier otro pais industrial. No obstante, se mantuvo tam bién la vieja tradición adaptada al tiempo moderno. Ademas, se percibe una tercera tendencia la cual se deja influenciar por los impulsos contemporaneos, empleando sin em bargo para la estructuración los elementos tradicionales. A pesar de su modernismo, estos afiches son japoneses en forma inequi- voca y de suma atracción para los occiden- tales. El colorido de los afiches japoneses es encantador lo cual no es de extranar si se tiene en cuenta que Tokio después de todo, se encuentra en el mismo paralelo como Tripoli. Con mucha satisfacción se puede comprobar que durante los ültimos anos muchos de los conocidos afiches japoneses, comenzaron a inclinarse hacia la propia tradición. En los tres conceptos representados por los artistas ja poneses, se nota un alto nivel artistico el cual proviene de una refinada tradición estética de muchos siglos. Los afiches aqui reproducidos son prueba de el lo. La interesante colección fue compilada por el Profesor Shin-lchi Wata- nabe, del Colegio de Arte de la Universidad Nihon, Tokio y fue expuesta en colaboración con el Profesor Eugen Funk, catedra de Gra- fica Publicitaria en la Staatliche Akademie der bildenden Künste, Stuttgart, bajo el nombre POSTER NIPPON en varias ciudades alema- nas como también en Zurich, Suiza. Hasso Bruse Edición Olimpia 1972 (pags. 12-15) La Edición Olimpia 1972, fundada para la pre- sentación de afiches artisticos para los XX Jue- gos Olimpicos, Munich 1972, se torna cada vez mas en una importante colección de obras de los mas conocidos artistas contempora neos. Mostramos aqui en las paginas 14 y 15 la tercera serie de afiches artisticos y en las paginas 12 y 13 algunos esbozos como tam bién el afiche terminado de Paul Wunderlich. Esta obra apareció como primer motivo de la cuarta serie parcial. Se trata de una litografia en ocho colores con matices rojos, azules y violetas con efecto de arco iris sobre fondo negro. Las hojas de laurel estan estampadas e impresas en colores oro, plata y bronce. Seguramente fue buena la determinación de emplear para este afiche el esbozo con el fondo negro. Sin embargo, no menos intere- santes son los demas esbozos los cuales se pueden considerar igualmente como obras de arte de alto nivel. El torso representado segün el concepto antiguo, refleja en forma especial- mente feliz la idea de la lucha deportiva del pensamiento olimpico. Completamente dife- rentes son los afiches de la tercera serie los cuales también llevan el rasgo inequivoco de los artistas. A propósito, agregamos a cada nombre la fecha respectiva de nacimiento a fin de de- mostrar que la creación de una obra moderna no depende de la edad de un artista. Es extra- ordinaria la diferencia de concepto entre el tra- bajo de Josef Albers nacido en 1888 y aquel de R. B. Kitaj, 44 anos menor; sin embargo, am- bos trabajos son manifestaciones artisticas de nuestro tiempo. Lo mismo podria decirse 65

Gebrauchsgraphik de | 1971 | | page 71